De lejos parece que Bogotá está cambiando la manera de hacer las cosas, las noticias indican que día a día la administración de la capital colombiana está aunando esfuerzos por hacer de la ciudad, una comprometida con el medio ambiente.

Cambios seguidos uno de otro demuestran como el proceso se está llevando a cabo. La tradición del Toreo dejó de hacer parte de la costumbre capitalina, existe un proceso de reciclaje que por ley ha implantado la alcaldía y por último, los caballos que trabajaban como tracción cargando materiales, han sido relevados de sus servicios.

Es así como de a pocos, la ciudad, se vuelve más consciente y amigable para con el ambiente.

Toreo Plaza de Toros de Santa María

No al toreo: El 14 de junio de 2012 fueron prohibidas las corridas de Toros en la capital. Luego de más de 100 años en los que esta actividad se realizaba en la Plaza de Toros de Santamaría, este quehacer ha quedado sin escenario en la capital pues se considera que esta actividad es una tortura para el animal.  Esta medida ubica a Bogotá entre las ciudades como Quito y Cataluña en las que no se permite esta actividad.

Reciclaje Bogota Imagen alcaldíaReciclaje en Bogotá o Basura Cero como le llaman: Se puso en práctica el plan de reciclaje de la ciudad desde el mes de noviembre de 2012, con este se busca separar en origen los residuos en dos bolsas diferentes que pasarán a buscar puerta a puerta en toda la ciudad. Consiste en disponer en una bolsa blanca los papeles, cartones, plásticos, metales y vidrios y en una bolsa negra los restos de comida, flores y residuos sanitarios; la bolsa blanca la recogen los recicladores y la negra se la lleva la empresa de recolección de basura. Con esta medida se busca que todos participen del proceso, que por medio de la basura se consiga un sustento digno para las personas que viven del reciclaje y que se logren beneficios ambientales incontables para todos los ciudadanos.

Caballo CarreteroCaballos carreteros:  En Bogotá el transporte de escombros de las construcciones, el reciclado recolectado y la mudanza, entre otras actividades, eran hasta hace pocos días trabajo realizado a fuerza de tracción animal. Desde el 26 de febrero de 2013 los caballos serán reemplazados por vehículos que operan con gas vehícular, menos contaminante que la gasolina o el diesel. Se busca con esta medida que dejen de trabajar los 2200 animales que transitan por la ciudad haciendo trabajo forzado diariamente. Los animales entregados, serán dados en adopción a personas que cuenten con el espacio al aire libre (fincas recreacionales) para encargarse de los equinos puestos en libertad.

Es así como Bogotá, entre otras actividades, demuestra la disposición real de cambiar la manera de actuar con el entorno. Esperamos saber desde la distancia, de prontas medidas que se sigan tomando para hacer de la capital colombiana, un lugar más ameno para el resto de seres vivos con los cuales se cohabita.